Increíble lo sucedido en Turquía. Durante la Supercopa de Turquía disputada en el Vodafone Arena entre el Besiktas y el Konyaspor, en medio de una discusión en el campo, un aficionado radical del Konyaspor lanzó una navaja al terreno de juego que cayó cerca de Ricardo Quaresma.

El portugués, sorprendido al ver que el objeto que le acababan de lanzar era un arma blanca, lo cogió y fue a dárselo al árbitro, que también se acercó en cuanto supo de la magnitud del asunto. Pero más sorprendido debió de quedarse al ver el manejo del extremo luso con la navaja, que la cerró con una agilidad y dominio propias de gánsters.