Will Grigg, jugador del Wigan, es protagonista de la Eurocopa 2016 sin haber jugado ni un solo minuto. ¿La razón? Los aficionados de Irlanda del Norte le han dedicado una canción que ha dado la vuelta al mando y que ya se considera la gran melodía del torneo que se disputa este año en Francia.

Se trata de una versión personalizada del famoso hit musical de los años noventa, Freed from desireobra de la cantante italiana Gala Rizzatto. Fue un aficionado del Wigan, Sean Kennedy, quien le hizo unos cuantos retoques para homenajear al delantero, autor de 28 goles la pasada temporada. Se ha viralizado de tal forma en la Eurocopa, que el presidente del club le ha regalado un abono para la próxima campaña.

La canción está vendiendo miles de copias en el Reino Unido, y ya figura en el top-10 de descargas en una plataforma británica de prestigio. “Es surrealista escucharla aquí, tan lejos de Wigan. Los chicos están cantándola todo el tiempo en el vestuario y mi móvil echa humo”, confiesa Grigg, flipando con lo ocurrido.

“Will Grigg it’s on fire” (Will Grigg está en racha) se escucha en los estadios, en los pubs, en las calles de toda Francia. Ya no hay nadie que no conozca la canción de la Eurocopa, protagonista de las celebraciones y los botellones de los aficionados norirlandeses.

En Belfast:

¡También los ingleses!