Los pelotazos en la cara, que se han viralizado en las redes sociales como , siguen dando que hablar. El último en sumarse a esta moda ha sido el exportero del Real Madrid Iker Casillas, que ha colgado una foto de su época como madridista que acompaña con un divertido texto.