Garbiñe Muguruza cayó contra todo pronóstico en la segunda ronda del Abierto de Australia ante la china Su-Wei Hsieh por 7-6(7) y 6-4 en dos horas de partido. La jugadora español se vio superada por una jugadora inferior en ranking y cuyo juego llegó a desquiciarla.

Buena prueba de ello fue el warnning que recibió la jugadora española tras perder un punto. Garbiñe Muguruza lanzó la pelota con rabia contra la lona y a punto estuvo de golpear a uno de los jueces de línea. La tenista española encajó la advertencia con deportividad y pidió disculpas al juez de silla.