Joaquín lo ha vuelto a hacer. El capitán del Real Betis ha dejado otro momentazo, esta vez durante un entrenamiento del club verdiblanco que provocó la reacción de sus compañeros y de hasta su técnico, Quique Setién.

El crack del Betis sufrió una “caída escandalosa” durante un partidillo y comenzó el show. Sus compañeros de equipo pedían penalti y otros acudían a atenderle de modo jocoso porque todos sabían que el del Puetro de Santa María estaba de broma. El entrenador no pudo contener la risa.

Hasta el propio Twitter de la entidad sevillista quiso dejar claro que le habían pillado la trampa: “Querido capitán, leyenda y accionista del Betis. Seguramente la publicación de este vídeo nos cueste el despido, pero entenderás que no hemos podido evitarlo”.