Siempre se define al rugby como un deporte de caballeros y el gesto vivido en el encuentro entre el Lyon y el Toulouse lo demuestra una vez más. El jugador de Toulouse Tala Gray se dio cuenta de que un rival sufría una lesión y el partido seguía disputándose.

El lesionado, Virgile Bruni, estaba muy cerca de la jugada y corría peligro de salir mal parado de forma involuntaria, así que Gray decidió colocarse encima y hacer una pantalla con su cuerpo cubriéndole. Un gesto aplaudido y reconocido por todos los seguidores que han destacado varios medios en Francia.

 

Carta de un rugbier a Cristiano Ronaldo