Cientos de aficionados han despedido en Vitoria a la plantilla del Deportivo Alavés antes de partir a Madrid para disputar la Copa del Rey ante el FC Barcelona.

La lluvia no ha impedido que numerosos seguidores albiazules se hayan desplazado hasta un hotel de la capital vasca para dar uno de los últimos alientos a su equipo antes de la gran final.

La convocatoria ha sido lanzada por la agrupación de peñas, “Iraultza 1921” que se ha acercado al lugar con bombos y bengalas para dar colorido y entonar los cánticos que han atronado en Mendizorroza esta temporada y que se volverán a escuchar en el Vicente Calderón.

No serán los últimos en llegar a Madrid, cerca de 50 autobuses desplazarán a numerosos aficionados que seguirán el camino marcado por otros alavesistas que ya se encuentran en la villa madrileña tras recorrer en vehículos particulares y en tren los 360 kilómetros que separan la capital vasca de la capital de España.

Se estima que el diez por ciento de la población de Vitoria, 25.000 personas, desembarquen en Madrid para alentar a su equipo en la primera final copera de su historia.