Tras el desastre que vivieron los Celtics en Chicago sin la presencia de Kyrie Irving, su vuelta a las pistas sirvió para devolver el orden perdido y sumar una nueva victoria, esta vez ante los Nuggets (124-118), que fortalece su primera posición del Este. Irving se fue esta vez a los 33 puntos para liderar de nuevo el ataque de los de Boston. Sin embargo, el base rival, Gary Harris, vivió su mejor noche anotadora de carrera sumando 36 puntos y realizando una grandiosa imitación de Irving en los minutos finales de partido. Al canastón tras dribbling de Irving respondió Harris con otro que habría firmado el base estelar de los Celtics, el mejor manejador del baloncesto mundial.