El encuentro de semifinales del Mutua Madrid Open 2017 que enfrentó a Rafael Nadal y Novak Djokovic (con triunfo para el español) dejó grandes puntos que hicieron saltar de sus asientos a los más de 15.000 aficionados presentes en las gradas de la Caja Mágica.

No pudo empezar mejor el encuentro para Rafa, que se puso con un break arriba tras un excelente juego en blanco. Así lo cerró:

 

Uno de los mejores puntos del partido fue la forma en la que el mallorquín cerró el primer set, con una maravillosa dejada que trastocó al serbio.

 

Uno de los momentos más esperados en los últimos años para Nadal, que gritó de rabia después de cortar una racha de siete derrotas consecutivas frente a Novak Djokovic.