Nada menos que diez mil corredores ataviados con la indumentaria clásica del popular personaje navideño inundaron el centro de Madrid en la IV Carrera de Papá Noel, un nuevo récord mundial de participación en el evento mixto con mayor presencia femenina: un 60 por ciento.

La masa de corredores, provistos de su preceptivo gorro, chaqueta, pantalón y barba que se les entregaba con la inscripción, recorrieron 5,5 kilómetros por las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu.

El madrileño Álvaro Lozano, tercero en 2014, sucedió a su paisano Chema Martínez como ganador en categoría masculina. Invirtió un tiempo de 17:31 minutos y cruzó la meta ocho segundos antes que Miguel Arcones, segundo por segundo año consecutivo. David Colisa subió con ellos al podio con un tiempo de 17:54.

Beatriz Esteban fue la más rápida entre las seis mil mujeres. Acreditó un registro de 20:02 en el mismo recorrido y sacó casi minuto y medio a la segunda, Adriana Charry (21:24), mientras que Elena Esteban, como el año anterior, completó la terna de honor con 21:54 minutos.
En el apartado de handbyke se impuso Vicente Yangüez con un tiempo de 12:23, y en categoría infantil venció una niña, Carlota Jouron, con 22:17.

A partir de las 9.00 horas, un trineo tripulado por otro Papá Noel abrió paso a una carrera que ya el año pasado entró en el Libro Guinness de los Récords con 5.173 corredores llegados a meta y ha vuelto a ser la más populosa de cuantas de celebran en el mundo con estas características.

Hasta entonces, el récord Guinness de personas vestidas de Papá Noel compitiendo en una carrera popular lo tenía desde el 2013 la ciudad irlandesa de Dundalk, con 4.961 runners vestidos con el atavío clásico del “repartidor de ilusiones”.

Otros contenidos que pueden resultarte de interés:

Cazaron a Pep Guardiola dándole un papelito a Lahm guardiola

Celebran una fiesta de disfraces en medio de un partido de baloncesto 

Disfraces