“Estaba súper emocionada, porque estaba ahí en el primer cajón en un Mundial. Quería sentir el himno, estaba deseándolo y, de repente, no sonaba el himno español y me quedé como: ¡No puede ser verdad. El mejor momento y dónde está el himno! Después han puesto otro himno que no sé de dónde es y luego han puesto el himno español y me he emocionado, porque la ocasión realmente lo merece”.

Lidia Valentín por fin tuvo su momento en lo más alto del podio y escuchando el himno español, algo que no pudo tener en los pasados Juegos Olímpicos Londres 2012, aunque sí posee la medalla por descalificación por dopaje de sus rivales.

El dopaje y las trampas de sus rivales la han privado de vivir esas emociones anteriormente, por eso no pudo contener las lágrimas tras ganar sus tres oros en los mundiales que se están celebrando en Anaheim (Estados Unidos), y eso que en principio parecía que no iba a sonar el himno español. Todo acabó con el final más feliz posible.

421 views