Ganar en su estreno en la resistencia era casi una utopía para Fernando Alonso, pese a liderar la carrera en las dos primeras horas de las 24 Horas de Daytona. Su coche, el Ligier del equipo United Autosports, era mucho más lento que los favoritos al triunfo en las 24 Horas de Daytona, por lo que acabar entre los cinco primeros era un objetivo realista.

[Las 24 Horas de Le Mans 2018, en directo Eurosport y Eurosport Player]

Sin emabrgo, la carrera para Alonso y sus compañeros Lando Norris y Phil Hanson, quedó arruinada debido a un problema en los frenos que le hizo perder 22 vueltas.

Poco después de que Lando Norris tomara el relevo a Fernando Alonso, el Ligier del equipo United Autosports tuvo que regresar a boxes, donde permaneció durante aproximadamente 38 minutos.

Al salir, y con 13 horas por disputarse, Norris ocupaba la vigésima cuarta posición, lo que lastra casi de manera definitiva sus opciones de estar con los de arriba cuando la carrera se defina en las últimas cuatro horas en su estreno en una carrera de resistencia.

Según informa Manu Franco en AS, la pieza que arruinó la carrera de Fernando fue el cilindro maestro del freno. Esta pieza lo que hace es convertir el movimiento del pedal en presión hidráulica y hace que el coche frene.

Pese al fallo mecánico, Alonso se mostró “contento” con la primera experiencia  en la resistencia en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram, especialmente por que su Ligier era de los “2-3 coches más rápidos”, aunque lamentó que los problemas sufridos por la noche, especialmente el del freno, que los dejó parados 22 vueltas, hayan lastrado sus opciones.

Finalmente, el coche de Alonso acabó 38º en la clasificación, a 90 vueltas del ganador, el Cadillac del Mustang Sampling Racing pilotado por Felipe Albuquerque, Joao Barbosa y Christian Fittipaldi, que además batió dos récords en Daytona: mayor número de vueltas finalizadas (808) y mayor distancia total recorrida, marcas que databan de 1992 y 1982, respectivamente.

743 views