En la localidad cacereña de Pinofranqueado, en la comarca de Las Hurdes, el fútbol es protagonista de todos los comentarios entre los vecinos debido a la peculiar petición que su alcalde, José Luis Azabal, “madridista convencido”, ha realizado al club Atlético de Madrid.

El regidor, en nombre del club de fútbol local, el C.F. Las Hurdes, que en apenas cinco años de historia se ha colocado en Primera División Regional, ha solicitado al presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, la cesión gratuita de parte de las gradas del estadio Vicente Calderón para instalarlas en el campo “Eufemio Jiménez” de esta localidad cacereña.

En una carta remitida el presidente del equipo rojiblanco el pasado 8 de mayo, el alcalde señalaba: “Sabiendo que están procediendo al desmontaje de las gradas del Estadio Vicente Calderón, sería un honor para nosotros que nos cedieran dichas estructuras, si no tienen ya mejor uso o destino, para poder mejorar así las actuales instalaciones de nuestro campo de fútbol”.

Todo comienza con el amigo de un amigo…

Y aquí es donde surge un vecino de Pinofranqueado, que es amigo de un amigo, todos ellos “atléticos a muerte”, que conoce a un trabajador del club colchonero y lo que parecía una anécdota, como era hacerse con parte de las gradas del Calderón, comienza a tomar formar.

“Hemos pedido entre 500 y 600 asientos y nos hemos ofrecido a ir a por ellos a Madrid. Yo el primero”, ha subrayado el alcalde antes de afirmar que, aunque no existe una confirmación oficial por parte de las altas instancias del club, “de forma oficiosa podemos decir que casi con toda seguridad los asientos serán instalados en Las Hurdes”. En cuanto a su condición de “madridista”, ha indicado que la llegada de las gradas no es un tema de colores “porque hay mucha gente del Real Madrid en el pueblo que también está muy ilusionada con esta idea, aunque, lógicamente, los que están más contentos son los colchoneros”, ha aseverado.

¿Te gusta el Atlético de Madrid? Lee más noticias del Atlético en Somos Atleti