Carlos Carvalhal, entrenador del Swansea, ha dejado la que es y será, sin duda, una de las mejores frases que jamás se han dicho con relación al más que comentado mercado de fichajes.

El Swansea lucha por mantener la categoría y en la Premier League y, cuando en rueda de prensa fue preguntado por los refuerzos que llegarían en el mercado invernal, respondió contundente: “Buscaré langostas y lubina, pero si no, debemos comprar sardinas” lanzó con tono irónico sobre las posibilidades de conseguir jugadores que quieran “venir a un equipo que lucha por no perder la categoría”.

 

La frase ya circula por todo el mundo, y entra en el ránking de las mejores que se han soltado en rueda de prensa. Sin duda, una situación que no se aleja de la realidad y con la que tienen que lidiar infinidad de clubes, con los medios económicos necesarios pero sin el atractivo suficiente en el proyecto deportivo para atar a las “langostas”.