El Camp Nou coreó el nombre del Barça en los minutos finales del encuentro ante la Juventus pese a que su equipo quedaba apeado de las semifinales de Champions (0-0, global 3-0). Los 96.290 espectadores ovacionaron a los de Luis Enrique incluso tras el pitido final, ondeando miles de bufandas y banderas azulgranas.

Piqué, en declaraciones a Bein Sport tras el partido aseguró que “me llena de orgullo ver al campo así, pese a la derrota”. El central del Barça, que jugó durante buena parte de la segunda mitad de delantero centro aseguró que “merece ser recordado que la afición esté cantando así”y confesó que “nunca había visto un Camp Nou así”.

La propia cuenta oficial del Barcelona dio las gracias a los aficionados por su apoyo y por su comportamiento en el tramo final de una eliminatoria ya perdida.

También Luis Enrique se mostró contenta con la actitud del Camp Nou y les dio las gracias. Miles de barcelonistas se mostraron orgullosos de su equipo.