Fernando Alonso disputó la segunda sesión de test previos a las 500 Millas de Indianápolis. El español logró el vigesimocuarto mejor tiempo y fue el piloto que más rodó en el óvalo de Indianápolis con 117 vueltas en total, logrando una velocidad máxima de 221,029 millas por hora (355,711 km/h).

El piloto de Fórmula 1 dedicó la jornada, su tercera toma de contacto con el monoplaza y con el Indianapolis Motor Speedway, a practicar las técnicas de rebufo junto a su compañeros de euqipo, Marco Andretti y Alexander Rossi -campeón en 2016- y el japonés Takuma Sato.

Pero el bicampeón del mundo también dejó algunas maniobras que confirman que se ha adaptado muy bien a su monoplaza y con las que sus rivales deben empezar a tenerle en cuenta pese a su condición de rookie. Alonso realizó un doble adelantamiento de esos que deja sin respiración.

Al término de la sesión, Alonso se mostró satisfecho con el trabajo realizado. “Aprendo en cada vuelta y ha sido otro día muy positivo y productivo al completar una gran número de vueltas y tener también todo el aprendizaje posible”, declaró Alonso al concluir el trabajo. “Al final hicimos algunos grupos para correr con tráfico en la pista que me permitió asimilar nueva información para ser mañana mejor corredor en este circuito”.

Toda la información de las 500 Millas de Indianápolis 2017: ¿Dónde la televisan? ¿Qué día y qué hora se corren las 500 Millas de Indianápolis?