Los seguidores del Leicester tienen motivos para estar contento, líderes de la Premier League y firmes candidatos para hacerse con el título doméstico de Inglaterra. Más aún tras el partido que han cuajado en el Etihad Stadium con un contundente 1-3 ante el Manchester City.

El tercer gol del encuentro desató la locura de la hinchada visitante cuando  Robert Huth cabezeó un córner hacia el fondo de la red y puso el tercero, sentenciando el duelo ante el equipo de Pellegrini. Está claro que la felicidad ahora está en un bando, y ese es el del Leicester.

Una gozada ver cómo disfrutan del fútbol de su equipo.