Messi celebró con sus amigos una cena para despedir sus soltería por todo lo alto. Luis Suárez y Cesc Fábregas, con sus repsectivas parejas, no quisieron perderse el evento en uno de los locales de moda en Ibiza.

Hasta ahí todo bien, una reunión de amigos para cenar. Pero lo curioso llega cuando uno de los empleados comparte en las redes la factura que resultó del evento y se observa que la cuenta asciende a… ¡37.000 euros!

 

No es ninguna broma. 27 pizzas o 41 botellas de Don Perignon, a 600€ la unidad, facilitaron la astronómica cifra final de la cena de amigos. Un cubierto de auténtico lujo, desde luego.

De hecho, el propio Leo Messi desmintió con un comentario en la publicación, que fuese factura suya.