Gran cantidad de crónicas sobre el Roma-Atlético de Madrid han coincidido en destacar el descomunal encuentro que protagonizó Saúl Ñíguez. El joven canterano rojiblanco sigue creciendo dentro del equipo a pasos agigantados y parece tener un particular idilio con la Champions, donde se pueden recordar grandes goles y actuaciones más que notables. Sin embargo, Saúl no solo no se dejó llevar por los elogios, sino que salió decepcionado del Olímpico de Roma.

El motivo no fue otro que una ocasión fallada en el minuto 91. Saúl cabeceó en primera instancia y después remató fuera tras el rechace del portero en una de las oportunidades más claras del encuentro. En su defensa, añadir que la pelota quedó para el disparo en su pierna ‘menos buena’, la derecha. Tras el choque, Saúl publicó una historia en Instagram de lo más directa: un fondo negro y dos emoticonos, una cara triste y dos manos unidas pidiendo disculpas.

A diferencia de las publicaciones, que quedan fijas en el muro, este tipo de historias desaparecen al tiempo. Esperemos que pronto también se olvide un fallo que de ningún modo empaña su imparable crecimiento de las últimas temporadas.

¿Te gusta el Atlético de Madrid? Lee más historias de actualidad rojiblanca en Somos Atleti .