Nick Kyrgios volvió a dar la nota en el Masters 1.000 Shanghái donde tras perder el primer set ante Steve Johnson en el tie-break se retiró del torneo sin aparente lesión.

 

Esa displicencia le ha costado al australiano una sanción de más de 30.000 dólares (más de 25.000 euros) por conducta antideportiva. La sanción se desglosa en tener que devolver los 21.085 dólares conseguidos por disputar primera ronda más otros 10.000 por su conducta antideportiva. En total 31.085 dólares (unos 26.300 euros al cambio).

No es la primera vez (y mucho nos tememos que no será la última) que el australiano comete un comportamiento poco profesional. De hecho precisamente en el Masters 1.000 de Shanghái de 2016 se dejó ganar de manera deliberada ante Mischa Zverev y recibió una fuerte sanción por parte de la ATP: 16.500 dólares y la prohibición de competir hasta el 15 de enero de 2017. No obstante, su único salvoconducto para regresar antes a la pista es estar dispuesto a acudir a un psicólogo.

También ante Nadal en la final del ATP Pekín en la que perdió, dio la nota al discutir con el juez de silla Mohamed Lahyani. Un enfrentamiento que le costó perder un punto después de que recibiera dos ‘warnings’ y fuera sancionado.

Calendario ATP 2017 – Fechas de los torneos de tenis 

325 views