Solo mes y medio después de sufrir un tremendo accidente en una carrera de Fórmula 4 y perder sus dos piernas, el joven Billy Monger, de solo 18 años, ha dado toda una lección de vida y de pundonor.

Ya lo dijo en la misma habitación del hospital en la que se recuperaba(“Quiero volver a correr”) y el joven Monger ya ha dado el primer paso para conseguir su objetivo.

Monger volvió al simulador del equipo Carlin Racing, ahora adaptado a su nueva situación, y dejó con la boca abierta a todos. Uno de sus compañeros de equipo, James Pull, colgó un vídeo de unas de sus vueltas y el siguiente tuit: “Entro en el simulador de Carlin Racing y está Billy Monger poniendo de morado (mejor tiempo) en algunos sectores! Leyenda, determinación, sin límites”.

 

Estremecedor accidente en la F4 británica de dos pilotos de 17 años