Han pasado ya cinco meses desde aquel fatídico partido de la selección española de baloncesto ante Bélgica en el que Sergio Llull se rompió el ligamento cruzado. 

La vuelta del base de Mahón está más próxima y así lo hace saber él mismo a través de las redes sociales. Además lo toma con bastante humor, recordando su famosa ‘mandarina’ que se convirtió en uno de los momentos históricos del baloncesto español en los últimos años.

¿Quién no recuerda aquel final entre Valencia Basket y Real Madrid?

Con empate a 92, Antoine Diot hacía un auténtico canastón que desataba la euforia en la Fuente de San Luis y que el triunfo a los valencianos. Todo esto hasta que Llull cogió el balón y cuando nadie lo esperaba metió un canastón desde su campo que dio el triunfo al Madrid y que pasó a la historia de la Liga Endesa.