Con la llegada de Neymar al PSG se han escrito cientos de titulares. Una vez allí el brasileño sigue haciendo lo que mejor sabe: divertirse. Ney, cada día que pasa, va dejando imágenes para el recuero, y en los entrenamientos con su nuevo equipo sigue demostrando porque valió 222 millones de euros.

 

El brasileño se ha incorporado a las mil maravillas con su nuevo equipo, y Unai Emery está encantado con su llegada.

 

Si ‘Ney’ es feliz, el fútbol también lo será.