David Villa fue el héroe de su equipo, el New York City, en el derbi de Nueva York ante Red Bull y los aficionados del Yankee Stadium le despidieron con una tremenda ovación. El delantero español marcó los tres goles de su equipo y fue el artífice de la victoria (3-2).

Su entrenador, el francés Patrick Vieira, le sustituyó en el minuto 90 y tanto público como sus compañeros en el banquillo se pusieron de pie para homenajearle por su primer hat-trick en la MLS y, sobre todo, por lograrlo en un día tan señalado. Los aficionados le gritaron “MVP, MVP”.

2061 views

Al término del partido, el delantero español dijo que su primer triplete en la liga estadounidense de fútbol “es importante porque hoy necesitábamos marcar un gol más y quedarnos con los tres puntos que estaban en juego”.

1310 views