La Fórmula 1 ha publicado el vídeo del briefing de los pilotos y Charlie Whiting, director de carrera de la F1, previa al Gran Premio de Japón y en él queda claro que los pilotos no tienen el más mínimo reparo en lanzarse ‘puyitas’ en público.

En el circuito de Suzuka uno de los más activos fue el líder del Mundial, Lewis Hamilton. El inglés, en esa guerra psicológica permanence con su gran rival Sebastian Vettel, acusó al de Ferrari de no dejar colocado el volante tras su choque en la vuelta de honor en Malasia con Lance Stroll, buscando una reprimenda por parte de Whiting.

Pero Hamilton también ‘recibió’ lo suyo. Romain Grosjean preguntó a Whiting si les está permitido desabrocharse los cinturones tras la carrera, ya que lo ha visto hacer varias veces a Hamilton. “Aflojarlos es más razonable que quitarlos completamente”, respondió Whiting. Grosjean, no contento con eso, le preguntó directamente a Hamilton: “¿Tú qué es lo que haces?” y este respondió: “Me los quito, lo hago a menudo”.

Lewis argumentó que se quita los cinturones tras la carrera porque “ahí vamos muy lentos” y fue entonces cuando lanzó el segundo dardo a Vettel: “Tal vez Sebastian debería mantener el suyo…”. Vettel, sin saber muy bien el motivo de este ‘zasca’, solo dijo: “¿Hablamos del volante o el cinturón? Estoy confuso ahora”.