A Pep Guardiola le gusta tenerlo todo bajo control en los equipos que dirige, pero a sus jugadores todavía hay cosas que le sorprenden de él, incluso llevando más de un año a su cargo.

El jugador argentino Nicolás Otamendi confirmó a Fox que el entrenador español controla hasta el nivel de inglés de sus jugadores. “Pep es exigente en cuanto a comida y también en que estudiemos inglés, ya que cada reunión es en esta lengua. ¡Hasta tengo un examen en diciembre!”, señaló el jugador.

Otras de las ‘manías’ de Pep, según Otamendi, son la comida y el descanso: “Después de los partidos es obligatorio comer en el club. La dieta y el descanso es muy importante ya que tenemos un calendario muy intenso”.

“Pep está encima de todo, no sólo hablándonos de fútbol sino también asegurándose de que estamos bien con nuestra familia y cosas como esta”. “Cuando es la hora de focalizarse en el partido, todas las bromas se paran”, aseguró el defensa central argentino.