Conor McGregor ha vuelto a liar una de las suyas. The Notorius siempre ha tenido salidas de tono con sus rivales, pero ahora está pasando sus momentos más duros.

El luchador irlandés se presentó en el Media Day previo al UFC 223 para intentar agredir al ruso Khabib Nurmagomedov. McGregor quería quejarse ante el luchador por el que se verá despojado de su cinturón del peso liguero. Ante la imposibilidad de entrar en la sala de prensa la emprendió con todo lo que tenía en el aparcamiento del estadio.

La estrella de las artes marciales mixtas de la UFC fue acusado formalmente de tres cargos de agresión y otro de conducta criminal después de entregarse a las autoridades tras el incidente ocurrido la tarde del jueves en el Barclays Center, según informó el propio Departamento de Policía de Nueva York.

“Esto es lo más asqueroso que me ha pasado en la historia de la compañía. Hay una orden de aprehensión para McGregor en este momento. Su avión no puede salir del aeropuerto, no puede salir del estado, lo van a demandar muchas personas”, declaró Dana White, presidente de la UFC.

99 views