Primero LeBron James, después Anthony Davis y ahora Kevin Durant. Y es que sin duda esta ha sido la peor semana para estas tres estrellas de la NBA que han sido expulsadas en sus respectivos encuentros.

Si anteriormente han sido LeBron y Anthony Davis los que han sufrido su primera expulsión en la NBA, ahora le ha tocado a la estrella de los Warriors, cansado después de que no le señalaran una falta, no dudo en dirigirse a los árbitros con un “¡Qué te jodan!”, que le valió la expulsión.