El madridista Marco Asensio aprovechó el partido que España disputó ante Israel en Jerusalén para hacer turismo y presumir de ello en las redes sociales.

“Visita cultural”, escribía anoche Asensio en su cuenta de Twitter junto a su foto en el Muro de las Lamentaciones y un emoticono de la bandera israelí que ha sido respondido por un aluvión de comentarios -ya suman 12.000- en los que se le pide que se retracte. Se le corrige, critica e incluso insulta por denominar como Israel a territorio ocupado.

Seguidores proisraelíes, por su parte, se enzarzan en los comentarios contra los propalestinos, alabando al jugador y afirmando que la foto sí está tomada en Israel.

La imagen muestra al jugador frente al principal lugar de rezo del judaísmo, en la Ciudad Vieja, en la parte oriental de Jerusalén, ocupada por Israel desde 1967 y anexionada en 1980 en una decisión unilateral que no reconoce la comunidad internacional, que considera ese lugar territorio palestino ocupado.

La Roja tampoco se ha escapado de las críticas por un tuit similar de un vídeo también frente al muro y la Cúpula de la Roca con parte de los jugadores, también acompañado por la bandera israelí, si bien las respuestas que ha originado este han sido mucho menos que el de Asensio.