¿Os acordáis del incidente entre Luis Aragonés y Samuel Eto’o? Pues en el Getafe-Huesca de la promoción de ascenso a La Liga Santander se ha producido un rifirrafe igual de acalorado entre Juan Antonio Anquela y David López, entrenador y jugador del Huesca, respectivamente.

Anquela decidió sustituir a David López en el minuto 60 y cuando el Huesca perdía 1-0 ante el Getafe. El jugador no se fue demasiado contento con el cambio  y, además de dirigirse a su entrenador, le dio una patada a una botella de agua. Anquela no miró para otro lado y se encaró con su jugador, teniendo que ser separado por el resto de jugadores suplentes.

 

El técnico oscense habló sobre el encontronazo que protagonizó en la rueda de prensa y lamentó que los futbolistas siempre pueden “hablar” y decir lo que “quieran” mientras que los entrenadores se tienen que callar.