Con el título de la Premier League en bolsillo y gracias a su condición de suplente en el partido que el Chelsea ganó al Watford (4-3), Diego Costa aprovechó para darse un capricho culinario.

El delantero hispano-brasileño sorprendió a todos los presentes en la zona de prensa de Stamford Bridge al presentarse en el descanso del partido y coger algún trozo de queso y también algo de fruta.

Conte fue preguntado al término del partido por esta anécdota y se lo tomó con humor el técnico italiano. “¿Qué tipo de comida tenía?”, preguntó el italiano a los periodistas. “Es importante… ¿pastel de chocolate? En este caso estoy muy enojado con él”, bromeó.

“Él debería pensar en traerme un poco de chocolate o pastel para compartir porque yo estaba sufriendo durante el juego. La próxima vez le diré que piense en mí también y comparta”, siguió Conte entre risas.