La Federación Ecuestre Internacional (FEI) ha levantado la suspensión que pesaba sobre el jinete brasileño Marlon Modolo Zanotelli, cuyo caballo Sirene de la Motte dio positivo en abril en un control antidopaje, por considerar que el animal pudo contaminarse tras comer flores de lupino.

Modolo, de 28 años, compite en la modalidad de saltos y se entrena en Bélgica.

El positivo de su caballo se registró tras una competición en Vilamoura (Portugal). La sustancia prohibida hallada en la muestra fue la ‘esparteína’, un alcaloide que se emplea para tratar la arritmia cardíaca.

La ‘esparteína’ se encuentra en las flores de lupino, especie muy común en muchas zonas de Portugal.

El caballo del jinete inglés Henry Turrell dio positivo por la misma sustancia tras competir igualmente en Vilamoura y la FEI ha decidido que hay “evidencia científica” para considerar que no se trata de casos de dopaje, sino de contaminación alimentaria.