El comité de rugby australiano ha decretado una dura y ejemplar sanción para Mark Meafua, jugador del Maitland, que en la final sub 19 del campeonato de la Newcastle & Hunter Rugby Union en la que se enfrentaron Maitland Blacks y Newcastle Wanderers, propinó un fuerte puñetazo al árbitro de 19 años Niklas Gaal, que previamente le había mostrado la tarjeta roja.

El comité de rugby australiano ha decretado una dura y ejemplar sanción para Meafua: diez años de inhabilitación como jugador de rugby. Además, Mark Meafua ha sido juzgado por la audiencia judicial ante la que se ha declarado culpable.

“Es inaceptable abusar verbal o físicamente de un árbitro. Las sanciones demuestran que, si se emprende ese comportamiento, se estará fuera del terreno de juego durante una mucho tiempo”, ha explicado el gerente de la Newcastle y Hunter Rugby Union, Andy Fairfull, a la publicación Stuff.