La afición ha dicho basta con la situación que vive Fernando Alonso dentro del equipo McLaren-Honda. En el último día de test de la pretemporada y a dos semanas del inicio del Mundial de Fórmula 1, parte del público situado en la tribuna de la recta de meta del Circuit de Catalunya ha silbado en el momento en el que el MCL32 era descargado por una grúa en el box de McLaren tras el enésimo problema mecánico.

La jornada de test para el McLaren de Fernando Alonso no ha sido una excepción a las últimas apariciones, y tras 15 vueltas, el monoplaza del asturiano se ha parado al salir de boxes (entre las curvas 9 y 10).

[Calendario del Mundial de Fórmula 1 2017]

Alonso pudo regresar a pista y  rodar un total de 19 vueltas, antes de propiciar otra bandera roja, esta vez en la curva 4, unos problemas que Honda ha atribuido a “fallos eléctricos intermitentes”, como ocurrió  a su compañero de equipo Stoffel Vandoorne el día anterior.

Honda ha asegurado que el equipo “está haciendo más cambios para eliminar variables e identificar la raíz del  problema”, después de haber cambiado algunos componentes eléctricos la pasada noche. Pero la realidad es que el McLaren-Honda no ha sido de completar una simulación de carrera en toda la pretemporada. Un drama.