Ningún hueso roto, ningún daño interno. Sólo pequeñas heridas superficiales y un gran susto en el cuerpo tras la caída de la francesa Pauline Ferrand-Prévot en la prueba de Copa del Mundo de ciclocross de Hoogerheide. La tres veces campeona del mundo se fue al suelo de forma violenta chocando con su rival Jolanda Neff, se fue al suelo dándose un duro golpe en el costado. No pudo acabar y fue trasladada al hospital, e incluso se temió que sufriera en principio lesiones importantes.

Ella misma confirmó horas después de la caída que no era nada: “Supongo que soy una chica dura. Nada roto después de una dura caída. Solo mucho dolor en mis costillas”. Pese al dolor competirá en su gran objetivo de la temporada: El Mundial de Valkenburg, que además podrás ver en directo en Eurosport TV y Eurosport Player este sábado y domingo 3 y 4 de enero.

Ferrand-Prévot, consciente de su error que originó esta caída, también hizo autocrítica diciendo: “Los errores puede pasar por ambas partes. Simplemente me sabe mal que yo no me hice casi nada y que ella…” Además, le mandó sus mejores deseos para que Jolanda Neff vuelva a competir cuanto antes, pues salió peor parada.