El alemán Alexander Zverev acabó cayendo en tercera ronda del Open de Australia ante el coreano Hyeong Chung, pero antes de recibir un doloroso 6-0 en el quinto y definitivo set, la joven estrella se vino abajo discutiendo con el juez de silla, reclamando que encendieran los focos cuando en la pista todavía lucía una gran luz solar.

Esa discusión le sacó del partido y acabó cediendo una dolorosa derrota. Desde luego, tiene que mejorar su actitud si quiere ser un grande del tenis.

849 views

Abónate a Eurosport Player y disfruta en exclusiva de todo el Open de Australia