Ni Pep Guardiola ni el Manchester City entraron con buen pie en Anfield para disputar el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League frente al Liverpool (3-0). El autobús de los ‘citizen’ sufrió una auténtica encerrona en las calles aledañas al estadio y recibió el impacto de varios objetos lanzados por aficionados ‘reds’.

[¿Qué día y dónde se juega la final de la Champions League 2018?]

El técnico español no ocultó su enfado por lo que a su juicio fue una actitud pasiva del personal de seguridad. “Gracias por protegernos, gracias por protegernos. Muchas gracias. Agradezco lo que habéis hecho. Vergüenza”, se le pudo leer en los labios mientras se dirigía al vestuario.

 

Este fue el recibimiento del autobús del City al estadio de Anfield.

 

Al término del encuentro, Guardiola lamentó la contundente goleada sufrida por su equipo a manos del Liverpool, una derrota “que habla por sí sola”, y aseguró que intentará “convencer a los jugadores” de la que remontada es posible.

174 views