Espeluznantes las imágenes que han dado la vuelta al mundo desde la segunda división del fútbol Argentino. El encuentro de Primera B Nacional entre Brown de Adrogué y Los Andes vivió momentos muy tensos tras la bestial patada que un jugador visitante propinó a un rival.

Minadevino se llevó por delante a Turraca con un patadón en toda la cabeza. Un acción peligrosísima que pudo tener consecuencias muy graves y solo quedó en anécdota afortunadamente. El agresor fue expulsado al instante por el árbitro del partido. Involuntaria o no, no se puede acudir a un balón cruzado de esa forma. En la mente de los españoles siempre estará en el recuerdo la patada de De Jong a Xabi Alonso, en todo el pecho, y por la que el holandés no fue expulsado en la final del Mundial de Sudáfrica 2010.