El Europeo de Halterofilia celebrado en Bucarest nos dejó una divertida anécdota en su jornada final. Tras la victoria de Aleksandra Mierzejewska en la categoría femenina de más de 90 kilos, se produjo la entrega de medallas con el correspondiente himno polaco.

Lo que pocos se esperaban es que, durante el himno, el locutor se arrancara a cantar de una forma tan espantosa que Emilio Marquiegui, comentarista de Eurosport, no pudo morderse la lengua.