Dentro de la ya tradicional festividad del Día de Martin Luther King la NBA realizó multitud de homenajes a lo largo y ancho de todas las canchas en una jornada emotiva y repleta de partidos. Las escenas de tributo y respeto al legendario activista por los Derechos Humanos tienen en la mejor liga de baloncesto del mundo un escaparate inigualable. No obstante, el duelo entre Clippers y Rockets que suponía el regreso de Chris Paul a Los Angeles ante su exequipo estuvo lleno de tensión y el final del partido, que vio insultos, agresiones y jugadores expulsados, fue la nota más lamentable de una jornada que tiene al Dr. King como símbolo de paz e igualdad.

El resultado final, casi lo de menos, dio con la victoria de los Clippers (113-102) cortando así la serie de tres triunfos seguidos de los Rockets.