Varios equipos de Fórmula 1 fueron asaltados a la salida del Autódromo de Interlagos en Brasil, entre ellos varios trabajadores de la escudería Mercedes que lidera Lewis Hamilton. Todo sucedió el viernes por la noche cuando los integrantes de Mercedes se disponían a regresar al hotel.

Los asaltantes pararon la furgoneta de Mercedes y se llevaron varios artículos de valor, los cuales aún no han sido descritos. La noticia ha transcendido por un ‘tuit’ del propio Hamilton donde denunciaba lo sucedido a la salida del Gran Premio de Brasil.

“Algunas personas de mi equipo fueron amenazadas con armas anoche cuando salían del autódromo de Brasil. Fueron disparados y apuntados en la cabezas con armas”, explicó el tetracampeón mundial de F1.

Los ladrones intentaron robar el coche de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) pero el conductor pudo escapar.