El futbolista colombiano Teófilo Gutiérrez erró uno de los penaltis peor lanzados en la historia del fútbol. Aunque el césped tuvo claramente la culpa del fallo, pues en la imagen se aprecia como se levanta en la zona del pie de apoyo, lo que provoca el movimiento inesperado del balón, Teo no quiso echarle la culpa al pasto.

La grama está en perfectas condiciones, no es excusa”, aseguró a la prensa tras el partido. Puede que el césped estuviese muy bien, pero la zona del punto de penalti claramente no lo estaba. El golpeo de Teo se marchó muy, muy lejos de la portería rival de Tigres.

Al menos el conjunto de Teo, Atlético Junior, no se acordó del fallo pues se llevó la victoria por 2-0 en partido de la liga colombiana.

Stephen Curry se atreve con un penalti en Stanford Bridge