Pasó en el duelo de Premier League entre el Tottenham y el West Ham donde el guardameta español Adrián San Miguel fue a blocar el balón pero sufrió una confusión y es que el portero atrapó la cabeza de su compañero Cheikhou Kouyate en vez de la pelota.

Ambos conjuntos empataron a uno. Los visitantes se adelantaron a través del tanto de Obiang pero en la segunda mitad, fue Son quien puso las tablas en el marcador.