El portero del Villarreal, Sergio Asenjo, firmó una actuación en el Bernabéu para enmarcar. El palentino recordó al gran momento en el que se encontraba antes de sufrir una nueva lesión en su rodilla.

Olvidado el calvario que sufrió, dejó en la primera mitad una parada antológica. Jugada por la banda derecha del Real Madrid, Cristiano recibe el balón en el área pequeña entre los centrales y sin pensarlo golpeó el balón según le viene. ¡Un disparo a bocajarro!. El remate fue espectacular, pero aún mejor fue la parada de Asenjo. El portero del Villarreal se lanzó si pudor a por ese balón para evitar el gol. Una parada de auténtico crack, que recordó a la de Iker Casillas en Sevilla.

Sin duda tendrá su rincón entre las mejores paradas de la historia.