La organización del Campeonato del Mundo de MotoGP ha informado de que los pilotos deberán incorporar un airbag a sus trajes a partir de la edición de 2018.
El airbag debe “cubrir y proteger al menos hombros y clavícula”. “La protección de la espalda, en su totalidad o en la parte central, es opcional”, informó en un comunicado.

MotoGP sí especifica, no obstante, que en el caso de que un fabricante decida proteger la espalda del piloto, “el airbag deberá cubrir toda la espina dorsal”.

Además, de acuerdo a la morfología de cada corredor, la organización del Mundial de MotoGP permitirá “pequeñas variaciones” en el sistema de airbag.

En todo caso, su activación accidental no debe suponer “un riesgo para el piloto o impedir que controle su moto”. “Además, la incorporación de este sistema de airbag al traje de los pilotos no debe conllevar la inclusión de nuevas partes a la moto”.

Esta nueva medida supone un nuevo paso en busca de la seguridad de los pilotos. “La Federación Internacional de Motociclismo (FIM), la Asociación Internacional de los Equipos (IRTA) y Dorna quieren asegurarse de que el Mundial de MotoGP sea tan seguro como sea posible”, concluye el comunicado.