El pívot español Marc Gasol sufrió la cuarta derrota consecutiva con los Grizzlies tras caer  83-105 ante los Rockets de Houston. El jugador de Sant Boi sufrió la técnica más surrealista e incomprensible que le hayan pitado nunca al ‘patear’  la zapatilla de Clint Capela, que la había perdido cuando su equipo estaba atacando, para evitar que alguien tropezase. Ver para creer.

El all star acabó el partido con 15 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias.