Después de una agotadora temporada cargada de éxitos y buenas sensaciones, Rafa Nadal ha disfrutado de unas más que merecidas vacaciones que ya han llegado a su fin. Antes de regresar a casa, el tenista balear ha cumplido con un compromiso publicitario en Madrid y, horas más tarde, ha demostrado que el síndrome postvacacional no va con él.

Nadal colgó en su cuenta de Twitter una imagen en la cabina del avión que le llevaría a Mallorca acompañado por los pilotos. Con una amplia sonrisa y un bronceado más que aparente, Rafa Nadal puso el punto y final a sus vacaciones agradeciendo a la compañía que le permitieran tomarse esa instantánea.