El piloto español de MotoGP Álvaro Bautista fue el gran protagonista de la rueda de prensa previa al inicio del Gran Premio de las Américas de motociclismo. En esta ocasión, no se trató de ninguna mejora en su moto y, por fortuna, tampoco de una caída. Ni siquiera por una polémica declaración contra otro piloto.

Y es que Bautista vivió uno de los momentos más especiales de su vida cuando atendía a los medios. Uno de los periodistas le preguntó si sabía quién era Grace. El piloto, confundido y con una sonrisa nerviosa, aclaró que se trataba de su novia. En ese momento, el periodista le dijo que Grace tenía una pregunta para él: si quería casarse con ella.

La sorprendente pedida de mano terminó con final feliz, ya que el español aceptó encantado. La mayor sorpresa de su vida solo podrá superarse con una victoria este fin de semana para celebrarlo.