El fútbol tiene curiosas paradojas que dan mucho que hablar, y más en las últimas jornadas del campeonato.

El Real Madrid necesita empatar o ganar al Málaga en el último partido del curso para ser campeón y el club andaluz saldría beneficiado económicamente de esta situación. ¿Por qué?

Pues resulta que en el contrato de traspaso de Isco al Real Madrid firmado en 2013 figura una cláusula por la que el club que preside Florentino Pérez deberá  pagar un millón de euros al Málaga si ganan el título de Liga.

 Parece claro que los futbolistas del Málaga son profesionales y no recibirán ninguna indicación al respecto de sus dirigentes, pero la polémica está servida y se hablará mucho de este asunto antes de que el domingo a las 20:00 ruede el balón en La Rosaleda en el Málaga-Real Madrid.

Pero en círculos barcelonistas el enfado es mayúsculo y ya especula con que al equipo andaluz no le interesa ganar este partido.

 

 

¿Te gusta el Real Madrid? Lee más noticias del Real Madrid en www.madridistanews.com