Llegar con todo a la línea de meta. Eso es lo que ocurrió en Adelaida, Australia. En pleno Santos Tour Down Under, una prueba de ciclismo, un invitado inesperado se coló en el recorrido por el que marchaban los ciclistas…

Nada menos que un camión, un tráiler que arrasó a su paso y se llevó por delante la meta volante que marcaba el final de la prueba ciclista.

Una estampa que quedó grabada cuando una reportera de Reuters estaba en plena conexión en directo desde la prueba cuando el camión arrasó. Una eventualidad que, por suerte, no tuvo mayor transcendencia ni graves daños que lamentar.